¿Cómo decide Google que sitios debe mostrar en los resultados?

Cuando las PyMEs, profesionales independientes o empresas de cualquier sector están iniciando su vida en Internet de las primeras ideas u objetivos es que deben aparecer en Google el motor de búsqueda que la gran mayoría sino es que todos usamos, en ocasiones también se llegan a preguntar ¿Cómo aparecen esos resultados en Google?, ¿Cómo elige Google que mostrar y que no? Para después llegar cuestiones como: Si ya hice mi sitio web ¿Por qué mi no aparezco en los resultados? y ¿Cómo puedo estar siempre en primer lugar?

En esta ocasión trataré de resolver algunas de las dudas, ya en otro artículo había comentado a grandes rasgos cómo es que funciona Google y prácticamente cualquier motor de búsqueda como puede ser Bing, si es que alguien lo usa.

Recordemos que cuando realizamos una búsqueda en Google, no estamos buscando en tiempo real en la web, estamos consultando un índice o directorio de todo lo que Google ha podido leer en los miles y miles de sitios web que existen en el mundo.

La información, como textos e imágenes que vemos en los resultados es lo que los robots o spiders de Google pudieron leer en los servidores donde se hospedan los sitios web y a su vez dicha la llevan a almacenar en uno o más servidores de Google para que esa información se analice, organice y se califique, todo esto para que cuando sea necesario, es decir, cuando alguien realice una búsqueda, el sistema de Google elija los sitios que se mostrarán a los usuarios en los resultados.

Aquí llegamos a la gran pregunta
¿Cómo decide Google que mostrar y que no?
La respuesta rápida es: Realizando más de 200 preguntas a su índice en milésimas de segundo.

A continuación un ejemplo de algunas de las preguntas que el motor de búsqueda hace a su base de datos o índice:

Supongamos que alguien busca “velocidad máxima de un avestruz”

Google de inmediato preguntará a su índice:

¿Cuántas veces aparece esta palabra o frase en el contenido de los sitios web que tengo indexados?
¿Estas palabras están en el titulo, en la descripción, en la url, o etiquetas del sitio?
¿El sitio tiene o ha tenido avisos de software malicioso, virus o spam?
¿Qué tan importante o qué nivel de reputación o calificación tiene la página (Page Rank)?
¿Otros sitios relevantes o con alta reputación tienen relación con este sitio web (Links)?
¿El sitio tiene errores o se navega bien en computadoras y teléfonos celulares?
¿El sitio se adapta bien a los dispositivos móviles?
¿El sitio se carga rápido en el navegador de los usuarios?

El motor de de búsqueda después de estas y muchas preguntas más realizadas en milésimas de segundos decidirá que sitios son los más aptos para aparecer en los resultados, ya que cuentan con información que resuelve la duda del usuario, además el sitio ofrece una buena experiencia de navegación, el sitio no tiene problemas para mostrarse en cualquier dispositivo, el sitio carga rápido, el sitio tiene buena calificación o Page Rank, el sitio tiene cierta relevancia e incluso sitios importantes hacen link hacia dicha página, el sitio no es spam y no tiene software malicioso, etc.

Lo anterior nos da una idea de porque las optimizaciones para motores de búsqueda (SEO) que se realizan a los sitios web por parte de una agencia digital o profesional, no surten efecto de manera inmediata y también nos indica que para aparecer en Google y ser relevantes y atraer a usuarios interesados es necesario publicar contenido (artículos, consejos, etc.) que resuelva a las dudas o consultas de los usuarios.

Finalmente, existen herramientas que nos dan estadísticas de lo que los usuarios buscan regularmente sobre algún tema, producto o servicio lo que es de gran ayuda para la generación de contenido.